alt

Historia

El Estadio Nacional de Chile (Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos) está emplazado en la Comuna de Ñuñoa, en la Regional Metropolitana. Inaugurado en el año 1939, el Estadio Nacional –diseñado y construido como centro deportivo- ha sido utilizado también para otras actividades culturales y civiles. Pero, sin lugar a dudas, el que mayor impacto ha causado en la historia de Chile de la segunda mitad del siglo XX es la utilización del estadio como Campo de Prisioneros durante los primeros días de la dictadura cívico-militar, cuando pasaron por este –nuestro principal centro deportivo del país- alrededor de 20.000 mujeres y hombres en calidad de Prisioneros de Guerra. La historia y la preservación de la memoria de la prisión, interrogatorios, torturas, vejaciones y ejecuciones hoy conviven con el Estadio Nacional como centro deportivo, pero no como una historia anacrónica sino como un espacio activo en educación a las nuevas generaciones en el resguardo de los DD.HH. para hoy y para el futuro.

Cuando se re-inician en Chile los gobiernos democráticos a comienzos de la década de los 90, los sobrevivientes de la dictadura comienzan a realizar diversas gestiones para recuperar los espacios que habían sido utilizados como centros de detención, de interrogatorio, de tortura y de exterminio durante los diecisiete años de terrorismo del Estado Chileno. Esto, con el absoluto convencimiento de que estos sitios guardan la memoria de la nación y “en donde los propios sobrevivientes proponen instaurar procesos de reflexión, ahondando aspectos valórico-formativos que permitan que estos espacios, “sitios de conciencia”, se estampen como hitos recordatorios” (W. Kunstmann, Presidenta de la Corporación).

Finalmente, luego de muchas gestiones el Regional Metropolitano de Ex Presas y Presos Políticos logra que, el 11 de Septiembre del año 2003, el Estadio Nacional sea declarado en su totalidad como Monumento Histórico, conforme a la Ley N°17.288 de Monumentos Nacionales.

logo